Misión energética de gatos VS. perros

Nuestras mascotas, además de ser esos seres especiales que se convierten en parte de nuestra familia, son considerados en la cultura oriental como amuletos para contrarrestar la energía negativa del ambiente. Esta virtud de nuestras mascotas, se debe a su formidable instinto natural, llamado también por los taoístas el “Tao interior”.

A través de este instinto es que nuestras mascotas pueden captar y reconocer si la energía es propicia o perjudicial en el ambiente.

Los gatos por su parte tienen una conexión con el mundo mágico, invisible. Mientras que los perros son nuestros guardianes en el mundo físico.

En el caso de nuestros gatos, prefieren ubicarse cerca a los elementos que emitan radiaciones que puedan llegar a ser perjudiciales para los miembros de la familia.

Nuestros gatos tienen la habilidad de transmutar las energías nocivas. Por lo que debemos tener en cuenta que, si a nuestro felino le gusta dormir siempre en nuestra cama y no logramos descansar adecuadamente, es muy probable que estemos durmiendo en un lugar no muy benéfico energéticamente.

Los gatos son nuestros protectores en el mundo energético. Mientras esta despierto, va “limpiando” nuestra casa de las energías intrusas. Cuando duerme, filtra y transforma esta energía; cumpliendo una función similar a la de los cristales.

Según la especie de nuestra mascota tendrá una influencia muy positiva en nuestro hogar 

En el caso de nuestros fieles amigos, los perros, pueden hacer la labor de “consultores energéticos” para encontrar los mejores espacios en nuestra casa, ya que los perros buscan situarse frecuentemente en lugares energéticamente sanos.

Nuestros perros se alimentan de energía positiva, por eso debemos fomentar espacios para que ellos se sientan cómodos. Nuestro perro también sabe identificar la energía de las demás personas a nuestro al rededor o visitantes.

Podemos tener la certeza de que el lugar de nuestra casa donde se ubica nuestro perro es siempre el mejor, el más sano; ya que ellos lo identifican de manera instintiva.

Cuando tenemos patrones emocionales o hábitos poco sanos, nuestro perro trabajará con esa energía. A través de su constante jadeo, (cuando no es por cansancio o sed) recicla la energía alrededor, la absorbe y depura.

Los perros viven menos que nosotros, ya que vienen a una misión determinada. Nos acompañan, ayudándonos a elevar nuestra frecuencia emocional, enseñándonos a comprender el amor incondicional, y facilitando la transmutación de la información celular para poder sanar.

Cuando adoptamos un perrito es un acto de amor, que genera un campo de alta frecuencia en nuestro hogar.

Nuestra mascota no importa cual sea viene a enseñarnos y a convertirse en un maestro, por eso debemos agradecerles y amarlos muchísimo! 

Aquí tienes los puntos claves en la influencia energética de cada una de nuestras mascotas, esperamos que te sirva y que te haya ayudado a esclarecer por si tenias dudas...

Ama mucho a tus peluditos! 

GATOS

PERROS

  • Transforma energías negativas
  • Eleva la energía en puntos específicos de nuestra casa
  • Elimina la energía negativa al dormir
  • Nos rodea cuando no le agradan nuestras visitas
  • Protegen nuestra energía
  • Perciben las vibraciones energéticas de todas las personas
  • Se alimentan de energía positiva
  • Nos eligen y acompañan en nuestro camino espiritual
  • Ven dimensiones y planos espirituales
  • Limpia las energías con el movimiento de su cola
  • Su amor por nosotros nunca muere
Etiquetas: mascotas