EL PODER SANADOR DE LA MÚSICA DE ALTA FRECUENCIA

Desde tiempos antiguos el ser humano se ha interesado en el poder curativo del sonido, uno de los estudiosos del sonido en la historia fue Pitágoras, quien basó su investigación en la reacción generada en el cuerpo humano por ciertos acordes y vibraciones, la música al ser vibración tiene una reacción en nuestro cuerpo debido a que las vibraciones afectan de manera positiva o negativa las moléculas del agua, y nuestro cuerpo esta compuesto en un 70% por este líquido vital.

Estas vibraciones musicales han sido utilizadas desde hace millones de años, y fueron conocidas como frecuencias solfeggio utilizadas por los monjes gregorianos cuando cantaban en estado meditativo, por lo que también reciben el nombre de frecuencias celestiales.  

Cada frecuencia del solfeggio tiene una vibración especial que a su vez ayuda con una situación específica en nuestra vida.

Es así como la frecuencia 174Hz nos ayuda a disminuir dolores y la falta de energía, facilitando al correcto funcionamiento de los órganos. Esta frecuencia permite en nuestros órganos una sensación de seguridad, protección y amor.

285Hz Esta frecuencia nos ayuda a que las células y tejidos vuelvan a su estado original; es ideal al momento de curar heridas cortes, quemaduras o cualquier otro tipo de tejido dañado. Esta conectada directamente con nuestra mente, cuerpo y alma para lograr sanidad y bienestar físico. Esta frecuencia nos ayuda a sanar nuestros órganos internos y nuestra energía.

La frecuencia 396Hz Nos permite liberarnos del miedo y limpiar el sentimiento de culpa que obstaculiza nuestra realización. Nos facilita alcanzar objetivos de un modo más directo.

Frecuencia 417Hz esta frecuencia es muy utilizada para liberar de la energía negativa, limpia experiencias traumáticas y disuelve influencias destructivas de eventos pasados. Estimulas las células y al ADN para que funcionen de manera adecuada. Esta frecuencia transporta energía a nuestras células ayudándolas a utilizar sus potenciales creativos.

528Hz La frecuencia de la transformación y los milagros, es utilizada para devolver el ADN a su estado original, te ayuda a abrirte a la experiencia y conexión espiritual profunda. También es llamada la frecuencia del amor.

El amor y la unidad tienen su espacio con la frecuencia 639Hz, esta frecuencia permite la creación de una comunidad armoniosa y mejora las relaciones interpersonales. La puedes usar en la creación de un ambiente propicio para solucionar problemas ya sea con tu pareja, amigos, familiares o colegas. Esta frecuencia aumenta la comunicación, la comprensión, la tolerancia y el amor.

La frecuencia 741Hz es la frecuencia adecuada para la iluminación y la intuición, limpia tus células de toxinas, además te ayuda a limpiar de radiaciones electromagnéticas e infecciones provocadas por bacterias, virus, y hongos. Su uso frecuente te ayuda a lograr una vida más sana, estable y espiritual.

La frecuencia de la visión y la conciencia espiritual es la 852Hz, esta frecuencia esta directamente conectada con el chacra del tercer ojo, por lo que la puedes utilizar para despertar el poder interior y la autorrealización. Ayuda a disolver la energía mental estancada, limpiando los bloqueos energéticos que impiden una comunicación clara con nuestro yo superior y nuestros guías espirituales.

La frecuencia 963Hz llamada la frecuencia de Dios, conecta con la luz y el espíritu universal que todo lo comprende, permitiéndonos una experiencia de retorno a la unidad. Esta frecuencia despierta cualquier sistema a su estado original perfecto. Nos permite experimentar nuestra verdadera naturaleza. Su uso frecuente activa la glándula pineal facilitando la generación de una conciencia superior y un enlace con el mundo espiritual.

Esta escala esta basada en las notas musicales, y según los estudios estas frecuencias tienen un efecto positivo en nuestra materia, alma y espíritu.

Te recomendamos escucharlas con frecuencia para que puedas ver sus efectos en tu vida, o si tienes un consultorio y atiendes al público. Armoniza tu vida y tus espacios con esta música de alta frecuencia.